Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

| August 13, 2016

Ir arriba

arriba

Para paladares exquisitos, maridaje vinos y quesos manchegos

masQgastronomia

La cultura del vino en España tiene mucho arraigo desde tiempos inmemoriales. El vino es uno de esos productos que no hacen distinciones: lo beben ricos y pobres, los del Norte y los del Sur, nuestros mayores y adultos, hay suaves y fuertes,… Tanta versatilidad, en características, precios, orígenes y sabores aumenta porque es una de las pocas bebidas que combinan a la perfección con cualquier clase de alimento: frutas, chocolate, embutidos, ibéricos, carnes, pescados, postres,… Pero uno de los más conocidos compañeros de maridaje vinos es el queso.

Naranjas, plátanos, dátiles, ensaimadas, cochinillo, sobrasada, crema catalana, pimientos de Padrón, anchoas, alubias, requesón y, ya que estamos, el jamón. Si algo nos caracteriza es el buen faire de nuestra cocina española. El maridaje vinos tiene mucho entre lo que escoger. Es lógico que a ciertos alimentos, productos y platos le pongamos el nombre de la comunidad autónoma española correspondiente, y de esta forma el queso, tiene su propia etiqueta, Castilla-La Mancha.

De tetilla, de Cabrales, emmental, gouda, castellano, majorero, roquefort, cheddar, feta, o de una manera más genérica, verdes, azules, frescos, cremosos, curados o añejos, tenemos centenares de variedades de queso, pero está claro que el más destacado es aquel que siempre ha estado junto al Quijote de Miguel de Cervantes, el queso manchego.

Visitando sus molinos y campos manchegos, he ido a parar a Cózar, un encantador pueblo cuyas tradiciones arraigadas no lo dejan en el olvido, y allí, entre su encantadora gente me he topado con una pequeña pero extraordinaria quesería, Quesos Canales. Un negocio familiar que lleva más de 30 años al cuidado de su propio ganado, alimentándolo con productos naturales y elaborando unos quesos con el valor de la tradición.

Ubicada en el Campo de Montiel, la familia ha decidido expandir sus productos a través de una recién lanzada página web que, bajo el nombre QuieroQueso.com, esconde una amplia gama de quesos. Con un carácter fuerte para el paladar, podemos degustar el queso curado puro de oveja en el exquisito aceite de oliva de la zona; muy agradable para el paladar y de aroma suave, se presenta el queso curado puro de oveja; si prefieres sabores y texturas completas pero algo más sutiles al mismo tiempo, tienes que probar su queso semicurado; y su producto estrella, el queso tierno puro de oveja o mezcla. Aun así, algunos quesos me he dejado en la despensa…

Y para degustarlo, es imprescindible probarlo con un buen vino y si es Denominación de Origen qué más se puede pedir. Los verdes viñedos que arropan La Mancha hacen de su vino, algo más que un caldo con el que acompañar su cocina, como el Vino Tinto Crianza Reflejos D.O. La Mancha.

Indagando por el gigante tecnológico, he descubierto que la quesería se guarda un As en la manga, ya que no sólo oferta queso sino también productos gourmets, como conservas y patés de perdiz o codorniz, al igual que encurtidos, al más puro estilo manchego.

Si te decantas por sumergirte entre los aromas y sabores manchegos, aprovecha para hacer ‘La Ruta del Quijote’ y visitar la infinidad de pueblos de Castilla-La Mancha que están encantados de hospedar a sus turistas, podrás acomodarte y disfrutar 100% de sus tradiciones.

En teoría, no podemos datar con exactitud los orígenes de su elaboración, pero ya para los antiguos griegos, el queso, como el vino, era un regalo de los dioses. Siglos después, su constante evolución en cuanto a su elaboración y acabado final, este producto agrícola es el mejor manjar que podamos llevarnos al paladar y la mejor opción para el maridaje vinos.

Así que, ¿Por qué no hacer un viaje gastronómico donde el queso cobra especial protagonismo?.